AMIGOS...GRACIAS POR VENIR HASTA AQUÍ...Foto Loren Simón

AMIGOS... sois el motivo de este BLOG. GRACIAS DE CORAZÓN.

martes, 6 de diciembre de 2011

Laguardia Alavesa

Tierra quebrada, de manos heridas
de parras azotadas por el viento
hechizadas por el aroma del vino azul
morado de momentos
luces de un sol calmado por las aguas termales
que surgen de los manantiales del Ebro

Todo se cubre del pensamiento
sosiego añorado
llenando los pasos, huellas de paz
noche de racimos, de vid, de blanco
de cazuelas de rojo calor
paseando por un rincón desconocido
donde la noche fría nos saluda
dejando el sueño y la vida palpitar

Soñar, palpitar, soñar
soñar, palpitar

7 comentarios:

  1. Soñar, palpitar, caminar, cerrar los ojos y en ese lugar repetir suavemente tu poema. Agradezco me dejaras pistas para venir a disfrutar de tus versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola no te he vuelto a ver en mi rincón vuelve siempre que quieras gracia, un abrazo

      Eliminar
  2. ¡Y qué placer es soñar y palpitar! Me encataría conocer esa tierra quebrada, pero por el momento la disfruto a través de tus versos :)

    Bellísimo, Loren, el poema transmite paz, dulzura y sosiego.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. Tus palabras y tu visita a mi humilde blog son un honor y un motivo de alegría para mí, gracias por el mensaje, aliciente para seguir escribiendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Dulzura, sosiego y felicidad siento cuando te siento en mi rincón con tu aliento y tus palabras mi maestra, amiga Liliana. La belleza de la tierra Alavesa con sus viñas, su paisaje, sus bodegas me han encantado en esta escapadita rápida pero intensa.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  5. Imágenes hermosas brotan de tus poemas de suculenta vid encamisada. Se zarandea mi garganta con los granos de su racimo. El silencio de mi habitación me hace estremecer saboreando suculento líquido, influjo de tus manos acariciando el teclado lleno de versos para tu alma.
    Es un placer leerte chavala.
    Gracias.
    Antonio

    ResponderEliminar
  6. Manos de arado desliza sus semillas
    las lanzas al viento con franca sonrisa.
    Mirando al cielo con las vista perdida
    la yunta de bueyes le indica el camino
    despacioooo…,
    sinnn prisasss.
    Un abrazo

    ResponderEliminar