AMIGOS...GRACIAS POR VENIR HASTA AQUÍ...Foto Loren Simón

AMIGOS... sois el motivo de este BLOG. GRACIAS DE CORAZÓN.

martes, 14 de marzo de 2017

DESDE MI VIENTRE

Solo vigilaba la taza de leche 
de la alacena 
de los miles que sonreían 
mientras la pequeñina 
miraba sin entender.

Una muñeca de trapo 
acompañaban sus ojos  
la inocencia paseaba 
con los pies descalzos 
entre los cristales de la basura 
la sangre regaba el camino 
con las lágrimas de la desdicha 
sin agua que brotase 
de ningún lugar...

Caía la noche 
el raso del cielo abrazaba mi almohada 
solo pedía un trocito diminuto de pan 
un ratito pequeño de abrazos 
y algo de caramelo…
más tarde 
chillidos detrás de la puerta que no cesan
los golpes en la alcoba de las mañanas
el humo del pánico de los recuerdos
las olas del miedo 
que penetran 
en las heridas de la niñez.


Despierto en mi cuerpo 
indefenso del mundo
ingenuo, sutil, marcado 
por el pensamiento de niña
ahora hecha mujer
y no deseo callar más tiempo
ni un minuto más este grito que me asfixia
solo pido una sociedad de paz 
donde los lazos de las niñas jueguen 
en los parques de todas las naciones
las tazas de flores y respeto reposen 
en las bandejas de la total valoración 
la ternura mire a todas las razas por igual 
el agua riegue a todas las niñas de sonrisas
la compasión tiña la oscuridad
la luz de la esperanza 
asegure el futuro
la libertad de sentido a la existencia
donde mujer signifique vida
donde niña signifique amor
desde el propio vientre 
desde la misma madre
desde cada mujer que habita la tierra.

Solo vigilaba la taza de leche 
de la alacena 
de los miles que sonreían 
mientras la pequeñina 
miraba sin entender. (Mi poema al Grito de Mujer 2017)
Para las niñas del mundo.

2 comentarios:

  1. "Solo vigilaba la taza de leche"
    donde gota a gota sonaban el agua de mis ojos, los suspiros de mi alma, la que solitaria y presa se mudaba cada mañana, y se hacia fuerte y dolorida ante la barbarie que hoy domina a los seres inhumanos que dominan nuestras vidas y solo... y solo: para morir entre lamentos y agonía... Agonía, agonía, agonías.
    Hermoso trabajo y sabiendo de donde viene... Un abrazo.
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Antonio, te envío un abrazo enorme y gracias por tus palabras y tus versos siempre exquisitos.
    Loren

    ResponderEliminar